y tu dominio ¿a quien le pertenece? a ti o a tu proveedor?

Hoy se me presenta un caso, que por cierto, es bastante habitual en la práctica, de un cliente al que su proveedor “literalmente” le ha “choriceado” su dominio.

Es una práctica habitual entre algunas compañías que se dedican al mundo de la realización de diseño y programación web, el comprar un dominio por cuenta del cliente para gestionar completamente el proyecto. Hasta aquí, todo genial y bien.

El problema radica en que como en todo en esta vida, hay “piratillas” empresariales que se dedican a extorsionar a sus clientes a modo de conservarlos como rehenes, trasluciendose esta práctica en acciones tales como:

1.- comprar el dominio a nombre de la empresa piratilla y no a nombre del cliente

2.- pagar alquiler de la web en vez de por su propiedad.

3.- etc.

De tal manera, que cuando el cliente decide cambiar de proveedor por cualquier motivo, se va con una “mano delante y otra detrás” es decir, sin nada, debido a que el dominio por el cual le conoce todo el mundo y el que está impreso en toda su papeleria/ y parte de su infraestructura no le pertenece, y lo peor,…..la web tampoco.

Normalmente estas empresas además se encargan de hacerte firmar un contrato bastante extenso y maratoniano jugando con la practica habitual de todo el mundo de no leerse nunca la letra pequeña de los contratos y las condiciones generales de contratación.  De tal manera que cuando aparece el problema aparecen los “madres mias”

Lógicamente, todo es relativo, se podría ver la posibilidad de defensa ante tribunales o a través de instancias como  la OMPI, pero aquí ya estamos metiéndonos ante lios a dirimir por jueces….y esa, es otra historia…

En fin, mi consejo, leer mucho, novelas, periódicos, wikipedias…..y contratos!

 

 

 

 

Murcia, 10 de julio de 2013

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *