antena3Hace una semana, en un reportaje de Antena3 Noticias, (en donde tuve el honor de participar dando mi opinión) se comentaba la noticia de que Policía y Fundación del Toro, iniciaban acciones para delimitar posibles responsabilidades para quienes insultaron al Víctor Barrios (torero fallecido mientras toreaba) o a su familia.

La noticia se basaba en el comunicado por parte de la Fundación Toro de Lidia, de emprender acciones legales contra quienes se burlaron de la muerte del malogrado torero.

Aquí podéis ver la noticia del periódico El Mundo

Aquí podéis ver la noticia de antena 3 Noticias en la que participo (a partir minuto 1:00)

Tenemos la falsa apariencia de que las redes sociales no van a ningún sitio, que es un lugar donde podemos verter toda clase de comentarios sin que tenga mas consecuencias que las que pudieran darse cuando nos tomamos un café con un grupo de amigos. Obviamente esto es, en si, lo dicho, “UNA FALSA APARIENCIA”.

Internet y las redes sociales suponen un “boca mundo”: una vez subida una foto, un comentario, una burla o un insulto no tiene fin, no hay vuelta atrás, no se puede controlar…. y por supuesto, estas acciones, tienen consecuencias, algunas veces, incluso legales.

Insultar o menoscabar el honor de alguien en redes sociales, (o fuera de ellas) no es un derecho alienado a la libertad de expresión, todo lo contrario, puede llegar a suponer un delito de injurias, que en caso de radiodifusión o cualquier medio de eficacia semejante” la pena oscila entre 3 y 7 meses de prisión  y hasta 14 meses de multa.

Durante la grabación, el periodista de antena 3 me preguntaba si era delito, ya no, insultar, sino alegrarse por la muerte de alguien en redes sociales, ya que, no han sido pocos los que, poniendo por bandera la defensa de los animales, celebraban la muerte de Víctor Barrios o la de Sofía López, fallecida recientemente en las fiestas de Moratalla (Murcia) por las heridas ocasionadas por una Vaquilla.

Mi opinión al respecto es que alegrarse de la muerte de un ser humano no constituye un delito por si, sino que obedece a una actitud reprochable o falta de moral que a mi entender es independiente de que se esté a favor o en contra de la fiesta nacional.

(Y así también lo entiende el Comunity Manager de la Guardia Civil:)

abogado_digital_alicante

Creo que no sólo tenemos que reflexionar acerca de si podemos cometer un delito o no publicando nuestros pensamientos reales. ¿somos conscientes del impacto y del daño que podemos producir a terceros? o ¿de las consecuencias de la viralidad que constituye la esencia de las redes sociales? ¿de la repercusión presente y futura de la identidad digital que estamos construyendo?  Lo que hagamos nos define ahora….y me temo que para siempre….

 

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.