El derecho al olvido y google ¿condenados a entenderse?

derecho en internetSe publica en las noticias a “bombo y platillo” que Google,  por fin, y con objeto de cumplir la controvertida Sentencia del Tribunal de Justicia de la UE donde le obliga a eliminar datos personales de las personas físicas de sus resultados de búsquedas en aquellos casos en que éstas lo soliciten, para ello, publica un formulario con el que iniciar los trámites. (formulario). Según el contenido de este enlace:

“… Google evaluará cada solicitud de forma individual e intentará buscar un equilibrio entre los derechos de privacidad de los usuarios y el derecho del público a conocer y distribuir información. Al evaluar tu solicitud, Google examinará si los resultados incluyen información obsoleta sobre ti, así como si existe interés público por esa información (por ejemplo, información sobre estafas financieras, negligencia profesional, condenas penales o comportamiento público de funcionarios del gobierno).

Es decir, la eliminación del contenido no es automática,  Google es quien decidirá, ante una petición de una persona, si opta o no  a retirar los contenidos, y según leemos en “El Mundo” se rodeará de un comité de expertos para dirimir y resolver las solicitudes. Esto implica  que si Google decide no retirar un enlace de una persona que lo solicite, ésta deberá acudir al amparo de la Agencia Española de Protección de Datos para que resuelva finalmente sobre la cuestión.

Lo que está claro es que el Derecho al olvido y Google (así como los buscadores y negocios similares que van detrás) han de encontrar una solución entre el derecho de la persona a su intimidad y  la innovación en mundo digital. No debemos olvidar que Internet tiene repercusión sobre la vida de las personas al igual y haciendo un paralelismo,  o una comparación quizás exagerada, que una central nuclear tiene efectos sobre la salud de los habitantes de su alrededor y, en este caso no dudamos que se ha de cuidar la salud física de las personas afectadas por la actividad. Es decir la innovación se regula y se hace en pro de las personas. 

¿En el caso  de Google y el derecho al olvido no debería ser parecido? ¿no se trata del derecho a nuestra intimidad, a nuestra privacidad…..incluso a nuestra salud mental, el poder decidir qué queremos que los demás sepan de nosotros y de los contenidos que sobre nosotros se han vertido en Internet?.  Me asombro al leer los comentarios del  consejero delegado de Google,  Larry Page, (según El Norte de Castilla“) que advierte  que la nueva directriz de privacidad de la Unión Europea (UE) perjudicará la innovación, pues las empresas que empiezan no podrán hacer frente a esos requisitos administrativos.   Además afirma  que “en conjunto, al regular Internet, creo que no vamos a ver el nivel de innovación que hemos visto hasta ahora”

Yo lo que me pregunto  es que si cualquier actividad profesional o industria cuando realiza una innovación debe verificar que cumple el derecho correspondiente   (y no me refiero solo a la central nuclear o  cualquier tipo de industria, yendome a lo particular, hasta un cocinero, un profesor, o incluso un artista ) ¿por qué en el entorno digital nadie se lo plantea?

Mi opinión es que Internet ha de regularse, sí, pero no con los medios de un derecho anquilosado, el derecho ha de evolucionar al igual que sus legisladores y adoptar nuevos mecanismos más flexibles. Pero si hay algo que tengo claro es que la innovación en Internet no ha de ser a costa de la perdida de derechos de los ciudadanos.

En Madrid a 30 de Mayo de 2014

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *